Spanish English Portuguese

Acceso a Portal T.I.

Usted está aquí:Inicio/Sala de Prensa/Noticias/Se inauguró un Centro Cautelar modelo en el SIRPA
Lunes, 28 Abril 2014 13:57

Se inauguró un Centro Cautelar modelo en el SIRPA

Valora este artículo
(1 Voto)

El pasado martes 22 de abril se inauguró la primera etapa del Centro de Ingreso, Estudio, Diagnóstico y Derivación (CIEDD), ubicado en Bulevar Artigas y General Flores. Éste se destaca por ser un Centro Modelo, que recibirá a los adolescentes en situación de medida cautelar.

Se ha organizado un dispositivo técnico educativo, orientado al conocimiento integral de cada joven que ingresa, y a partir de este conocimiento, elaborar un diagnóstico y una propuesta que se continuará en el resto del Sistema.

La inauguración del CIEDD contó con la presencia de muchos referentes en el área del trabajo con adolescentes infractores, así como representantes de ministerios y organizaciones.

Se hizo presente el Sr. Ministro de Desarrollo Social, Ec. Daniel Olesker, quien brindó importantes palabras a todos los presentes, al igual que el presidente de INAU, Dr. Javier Salsamendi y el presidente del SIRPA, Sr. Ruben Villaverde. También se contó con la destacada presencia de los directores del SIRPA, Mtro. Jorge y Gago y Sr. Carlos Manzor, y el subsecretario del Ministerio de Desarrollo y Vivienda, Lic. Lauro Menéndez. 

El ministro de Desarrollo Social, Ec. Daniel Olesker, destacó la importancia de este nuevo centro, enmarcado en un proyecto de integralidad y rehabilitación, y del trabajo que viene realizando el SIRPA.

“Cuando se toma la decisión de construir una alternativa de este tipo se está pensando en una cuestión sistémica, que mire todo el abordaje que esto requiere y no solamente lo más tradicional de las políticas referidas a los temas de seguridad, sino que se trata de un proyecto de integralidad y rehabilitación. Basta comparar las cifras de ahora con las del comienzo, basta comparar el número de adolescentes  que actualmente tienen acciones de estudio aquí adentro y también en el ámbito laboral. Hoy 130 jóvenes están participando activamente en acciones de trabajo, muchos más ya han pasado y más de 300 tuvieron algún vínculo para poder comenzar a generar acciones laborales. Por lo tanto, hay una preocupación constante por la integralidad que hace a los adolescentes que pasan por el SIRPA, y no es casual que ese abordaje sistémico e integral tenga como objeto la rehabilitación y se concentre en las dos patas centrales de un proceso de rehabilitación: el estudio y el trabajo. No perder el vínculo con el estudio o retomarlo en el caso que lo haya perdido, y generar capacidades y habilidades para su trabajo futuro, y para esto ha sido fundamental al colaboración interna, como la de muchos sindicatos que han formado parte de este proyecto de rehabilitación social, pero también empresas públicas y privadas, ministerios, organismos de distintos tipos que han confiado en que esto es posible, seguramente con muchas preocupaciones y miedos, pero hoy ya es un hecho consumado, claro, la consolidación de que estas salidas laborales son posibles y que se den sin ningún tipo de consecuencias negativas.

Quería reflexionar sobre la integralidad y la rehabilitación porque ese es el objeto del SIRPA, de su creación y desarrollo, y a eso aspira a continuar a través de estos proyectos de ampliación de cupos e infraestructura, de mejoras de infraestructura, que siempre permite mejorar las condiciones de vida de los adolescentes que hoy están privados de su libertad.

Esta reflexión es importante tanto en términos absolutos como en relativos. Es importante en términos absolutos porque los datos que doy son bastante significativos, pero también es importante en términos relativos porque siempre hay que comparar con el punto de partida, y los procesos de cambios, sobre todo en estas situaciones críticas de privación de libertad y situaciones familiares de contexto complejo, no cambian de un día para otro, pero sí se van generando modificaciones cuantitativas, mejoras poco perceptibles, hasta que en un momento esas mejoras cuantitativas y poco perceptibles terminan generando cambios cualitativos, cambios en la integralidad y en la rehabilitación de estos adolescentes, y eso es lo que yo creo que está pasando en este momento en que estamos acumulando una serie de pequeños pero muy importantes hechos, que hoy se transforman en cambios que ya son mucho más visibles estructuralmente para quienes están en el sistema. Así que independientemente del hecho de inaugurar hoy este centro, me parecía que era muy importante reflexionar sobre esto, porque muestra que estamos encaminados en una dirección que va en el sentido que debe ir.”

El Sr. Presidente de la República, Don José Mujica, tenía previsto concurrir a la inauguración del CIEDD pero se ha visto imposibilitado de hacerlo, excusándose a través de una nota en la que envío sus saludos y buenos augurios.

Señor

Presidente del Sistema de Responsabilidad

Penal Adolescente SIRPA

Don Ruben Villaverde

Presente

El Señor Presidente de la República, Don José Mujica, agradece la amable invitación recibida a participar de la inauguración del Centro de Ingreso Estudio Diagnóstico y Derivación del SIRPA, lamentando no poder concurrir como hubiese  sido su deseo.

El Señor Presidente saluda a usted con su más alta consideración, haciéndolo extensivo a todos quienes han hecho posible la realización de este Centro. Los felicita por dicha inauguración, el cual beneficiará no sólo a los adolescentes que lo utilicen sino también a los profesionales, quienes contarán con un lugar adecuado para brindar un mejor diagnóstico.  Les desea el mayor de los éxitos en cumplimiento de la función. 

En entrevista con la Directora del programa de ingreso de este centro la Psicóloga. Marina Guerrero nos cuenta de que se trata este proyecto;“La idea es trabajar desde el día uno para el egreso del joven”

La inauguración del CIEDD responde al proyecto del programa de Ingreso, Estudio, Diagnóstico y Derivación, dirigido por la Lic. Psic. Marina Guerrero, quien, junto a su equipo, se ha encargado de realizar un importante estudio acerca de las necesidades que llevan a construir este centro y los objetivos a los que responderá el mismo.

“El CIEDD es el centro planificado para la atención de los jóvenes entre 15 y 17 años que ingresan al sistema por inicio de procedimiento judicial como posibles autores inimputables de diversas infracciones según lo estipulado por el Código de la Niñez y la Adolescencia. 

La atención se centra en los adolescentes en situación de cautelares durante no más de 90 días. Durante ese tiempo el equipo del Centro deberá elaborar un diagnóstico del joven, y proponer su derivación a un centro de permanencia, donde se proponga su plan o proyecto individual y un plan alternativo de vida. 

El equipo del centro está integrado por técnicos, educadores, docentes y talleristas. Todo el equipo abocado al conocimiento de las habilidades, destrezas e intereses del joven. 

En la etapa cautelar no se aborda la responsabilidad del hecho infraccional dado que aún no ha sido definido como responsable de la misma. Los jóvenes cautelares no son responsables hasta que en la audiencia final se confirme o no este concepto. 

Se elabora un informe diagnóstico enviado al juez antes de los 20 días de ingresado el adolescente. Este informe versará sobre la posibilidad del adolescente de volver a vivir en situación de libertad su compromiso con el cambio de las actitudes que motivaron su ingreso.

El dispositivo comprende que, durante la permanencia, los jóvenes permanezcan en un sistema de convivencia, con una sala comedor multiuso donde puedan compartir televisión, DVD o Play.  

Se plantea un trabajo hacia los jóvenes durante su cautela de  una forma integrada, participativa, abordando la adquisición de hábitos, la tolerancia, el trabajo en grupo y participativo, se trata de crear espacios para la reflexión y el pensamiento sobre las circunstancias que motivaron su ingreso, y además cómo y con qué herramientas se propone revertirlas. Es trabajar sobre modelos identificatorios, formas de funcionamiento adquiridas, formas de relacionamiento, preocupación por sí mismo y por el otro.  

La idea es trabajar desde el día uno para el egreso del joven de acuerdo a las posibilidades educativas que posibiliten el cambio necesario para la no repetición de las conductas que originaron su ingreso.

El edificio cuenta con espacios comunes, con canchas, con espacios abiertos donde se integrará de una manera responsable a los jóvenes desde un primer momento. 

En el CIEDD  se trabajará en forma interdisciplinaria para el abordaje de los adolescentes en conflicto con la ley, con un dispositivo orientado a la comprensión del motivo del ingreso, al análisis de las múltiples causas que incidieron en el hecho infraccional y elaborando, a partir de este conocimiento, un plan conjuntamente con la familia o referente del joven para la reincorporación social.”

¿Qué tiene de novedoso este centro?

Que el dispositivo de trabajo será conocido por todos los integrantes del Equipo de trabajo, discutido y asumido previo al inicio del funcionamiento. Para ello se realizará capacitación e integración para todos los funcionarios que participen del proyecto. De esta manera habrá un conocimiento compartido y previo a toda acción por parte de todo el personal.  

El edificio también ha sido concebido para esa labor, cada espacio ha sido pensado para la atención de los jóvenes, los espacios abiertos, los multiusos, la sala de recreación, y cada uno de los espacios individuales. 

La idea es conjugar seguridad y educación de una manera equilibrada y compensada.

Los jóvenes y los funcionarios contarán con vestimenta del centro. Para los adolescentes será una forma de cortar con una dinámica de valores y consumo que traen del afuera, que muchas veces los ha empujado a la infracción, y se evitan así diferencias consumistas que sabemos que terminan incidiendo y marcando diferencias personales. 

La idea es evitar que todo lo que afuera fue un estímulo negativo para el desarrollo de la infracción, no se repita en la institución, sino que realmente se pueda cortar con “el afuera”, por algo la medida es privativa de libertad, se saca al joven de su entorno, por lo que no es apropiado recrear ese entorno dentro de la propia institución. 

La repetición es el no cambio, por eso tenemos que ser creativos y propositivos para cada adolescente que ingresa a nuestro sistema y no ser un eslabón más en una cadena de desajustes que posiblemente han marcado su curso de vida. 

Se trabajará en equipo, donde cada integrante del centro pueda estar focalizado a la misma tarea: el conocimiento de cada joven que llega, para entre todos hacer la mejor propuesta.

Para que la propuesta sea efectiva deberá involucrar al adolescente y su familia. Por lo tanto se han pensado espacios de trabajo con la familia o los referentes familiares. Cuando la familia no esté, la idea es que es requisito indispensable que el joven quiera pensar en su situación y sus referentes también. Desde la psicología lo pensamos como la demanda, el pedido, que en este caso, dado lo forzado del mismo, hay que trabajar para crear cuando no esté ni siquiera en forma encubierta.

Visto 2698 veces Modificado por última vez en Lunes, 28 Abril 2014 14:02

© Copyright 2009 - 2014 INAU :: Montevideo - Uruguay - infoinau@inau.gub.uy